Romanticismo heavy metal es enamorarse de un loco más loco que tú

y salir a aullar en los campos de alcachofas

y a pescar cangrejos para el festín nocturno,

caipiriña y mojito para el cuerpo,

que baila como un planeta condenado,

sin esperanza de salvarse o ser salvado,

ido totalmente de sí mismo,

besando el cuello perfumado de la ilusión,

inyectándose secretos al oído,

hasta caer desmayado sobre el otro.

Romanticismo heavy metal es perder y sentir que ganas,

es morir y sentir que estas naciendo,

es entregarte totalmente y sentir que te queda mucho más por dar,

y luego las duchas frías, los espejos,

hablando por sí mismos, hablándote,

contando los años, aconsejándote,

cepillándote la fantasía

y tú no, yo no, déjame en paz.

Yo soy romanticismo heavy metal,

harakiri, kamikaze, viento divino

yo voy a dónde me lleve el amor,

yo soy poeta, artista, locura, arrebato y aún más

y la gente cero uno te explica que eso no está bien

que eso no va para ningún lado, que eso no es serio,

que hay un artículo académico que dice que no

y tu deambulando en tu mundo inútil

escribes otra historia, dibujas otros rostros

y te cruzas nuevamente con otros locos

que te arrastran con buena y mala suerte

a ese desastre total que reprueba todos los exámenes,

que no llega a la puta cima del puto éxito.

Y tú ¿para qué quieres una vida tan bonita?

sin romanticismo heavy metal siento que me extingo

pero nada, siento miedo…o ya no lo siento,

lo tengo incorporado,

y me doy cuenta que solo escribo fantasías

que nunca ocurrirán.

naked-poetry

Anuncios