…y solo diré

que mis perros me supieron amar,

que juntos pasamos tardes tumbados

como si el futuro no importará

y mostramos la misma adoración

por los parques, los arboles

y por el agua fresca.

Diré que ellos han sido

una puerta de entrada a la naturaleza

que han sido la naturaleza pura

lealtad , amor

 y lamedura de sol en el lomo.

Diré que mis perros me obligaron a salir de casa

cuando los días eran incomodos

como un dolor de espalda.

Que me han hecho caminar muchísimo

y detenerme en medio de largas avenidas

para mirar el cielo y hermosísimas fachadas,

esas que de otra manera jamás hubiese visto.

Diré que me acercaron a la gente,

a otros cuidadores,  amigos suyos,

 amigos de mis perros,

gente con la que quizá no hubiese conversado nunca.

Mis perros me han abierto más puertas que yo a ellos.

Y para terminar diré que alguna vez me han dado la alegría

de cagarse frente a un Banco

o en la cara del político famoso

que casualmente adornaba el periódico de turno.

Son mis perros:

por los parques,

por los árboles,

por el agua fresca.

¡Por ellos!

¡Salud!

mi perra

Anuncios