Lydia Lunch
en el fusilamiento matutino
entrando triunfalmente por los auriculares
me perfora plenamente con su antífona
de caverna, fugada y opio.
Este tren, mi tren
en tres minutos
sale disparado hacia el centro comercial
de la ciudad.
Allí, donde ganarme la vida cómodamente
es lo mismo
que ganarme una muerte cómoda:
yo voy perdiendo y ella va ganando.
Creo que punk es todo aquello que me hace olvidar
esta norma absurda de sobrevivir
y sin embargo me ayuda
a sobrevivir.
Creo que Lydia lunch es bastante punk,
me gusta.
Hoy ella es mi dosis perfecta
para ir y volver
del trabajo.
Caverna,
fugada,
opio.

https://www.youtube.com/watch?v=Iip3yTTWVZI

Anuncios