– La palabra puta no debería ser nunca un insulto.

– Jugar con hormigas es un excelente ejercicio de concentración para los niños.

– La gente que siempre anda en grupo es capaz de cualquier cosa.

– Criticar puede ser una forma fácil de hacer creer que se hace algo cuando en realidad no se está haciendo nada.

– Una acción sin sentido no es una acción, es un divertimento.

– La diversión nunca debe tener una finalidad, sino se convierte en una obligación.

– Los amigos que lo hacen a uno llorar de la risa hay que conservarlos.

– Aprender sin desprender es imposible.

– El tiempo es una pastilla que se puede disolver de muchas maneras en el espacio. La calidad del tiempo depende de cómo y en qué lo disuelvas.

– Descubrir algo es una manera de dilatar el tiempo.

– Mientras jugaba a los detectives con un amigo en la biblioteca de mi casa cuando tenía 10 años abrí por accidente una caja vieja de galletas que tenía dos fotos forenses de la cara de mi tío acribillado, tenía el pelo pintado de rojo. Ese momento quedó suspendido en el tiempo. Nunca fui capaz de cerrar esa caja de galletas.

– El tiempo siempre es más corto de regreso.

– La gente “seria” sobrevalora la realidad. Olvidan que toda realidad ha estado originalmente contenida en una fantasía.

– Lo que hace antipáticos a algunos intelectuales es que se ocupan más en parecer intelectuales que del tema que les ocupa el intelecto.

– El humor es una delicadeza del espíritu, la burla un recurso de los que reniegan de él.

 

 

 

Anuncios