Artista, ahórrate tu verdad
a nadie le interesa.
Una intención genuina
es mas censurable
que un alma en venta.
Diseña tu rebelión,
cuida que tu actitud
no hiera a tu mecenas,
modera tu critica,
refina tu estilo,
haz dieta,
limpia tu estudio,
piensa a largo plazo:
ponte la camisa del partido del mañana,
no irrites a los influyentes,
no los contradigas.
Sigue las tendencias que ellos siguen:
 Si ellos dicen blanco,
es blanco.
Si ellos dicen negro,
 es negro.
Si ellos dicen conceptual,
es conceptual.
Si ellos dicen Deleuze,
es Deleuze.
Si ellos dicen vomito en un frasco,
es vomito en un frasco
y si les da por exponer tortilla de patata:
no te la comas!
admírala.
Artista lee bien:
 Ahórrate tus cuestionamientos
para aquellos tópicos
que sabes no afectarán
negativamente tu mercado.
Es importante que te coleccionen,
como si fueses un jarrón chino,
una estampilla pegada con saliva
en el álbum caprichoso
de algún millonario.
Total…que importa!
Los tiempos han cambiado.
Entiéndelo,
asúmelo,
y quítale importancia
a todo lo que inicialmente,
pensaste,
creíste,
juraste,
importante.
Artista…
¿Para qué sufrir…
sin pasar a la historia?
 
 
 
 
 
 
Anuncios