–  La admiración y la decepción son hermanas siamesas, siempre que aparece la primera no tarda en aparecer la segunda.

–  Teme al que dice admirarte, cuando te lo deja saber está intentando controlar  tus futuras acciones y tu derecho a equivocarte.

–   La verdadera autonomía no admite admiradores.

–  Para el ciudadano de a pie lo único agradable de las entidades bancarias es el aire acondicionado.

–  Comer un boniato asado en la calle tiene algo de “Dickensiano” que me hace conectar con cierto sentimiento de orfandad.

– El utilitarismo manda. Incluso aquello que se presenta como rebelde es utilizado para legitimar algo y así poder acceder a los centros de poder.

– Solo en el margen se pueden encontrar nuevos lenguajes. El centro está seco, ya ni siquiera tiene gusanos.

– La gente que vive en el pasado me pone triste. La gente que vive en el futuro me da ansiedad. La gente que vive en el presente me cae mejor…pero los míos son los que viven en el caos, con esos siempre me he llevado bien.

–  La muerte y el nacimiento son el mismo momento.

– Mi guía espiritual es una perra callejera llamada “Magic”.

(Para leer las Dispersiones anteriores colocar “Dispersiones” en el buscador de este blog)

Anuncios