Hay témpanos que se desplazan

hasta estrechos canales.

Piedras albinas anunciando disolución.

Se quiebran

y se diluyen

en este mundo/ fuego

de laureles y fiascos.

Se disuelven en el agua,

en el agua con el aire

y en el aire

con tu respiración.

Así entra en tus pulmones

un témpano.

Anuncios