DSCN0366

Pintando sin esperar nada

duele al principio

y me pregunta el psicólogo

si no es falta de autoestima

no esperar nada.

– No – respondo.

Es la búsqueda de la autonomía,

del entusiasmo original,

de la fuerza que me hizo

pintar inicialmente

sin esperar nada.

Rescato

el arranque original

y lo amarro

a mi taller

pongo música

y bailo sobre el lienzo,

como una loca,

nadie me avala,

nadie tiene ese poder,

ahora cuando pinto

lo que me da la gana

duele menos

y siento que mi brochazo

esta insubordinado,

siento que esto

no me lo puede arrebatar,

ni controlar, ni gestionar,

ni cuestionar

nadie.

Espero que dure.

 

Anuncios