Ya-rou nació en Malasia

pero sus padres se mudaron

con dos maletas viejas

a un pisito de Madrid

para trabajar en un buffet libre.

Allí pasó Ya-Rou su lánguida juventud.

La Sra.Tse-uhi

dueña del buffet “Dream garden”

en calle Fuencarral

le enseño a fumar

en una pipa de porcelana purpura

un poco de opio

 después del desayuno.

Las dos tenían mucho tiempo libre,

mientras los padres de Ya-rou

freían croquetas de cangrejo,

 fileteaban salmón,

 atún y pepino.

A nadie le importó

que Ya-rou fumara un poco,

y escribiera poesía:

“Soy el lirio flotante,

en la hamaca de espuma

que anida el Madrid que desconoces”.

Ya-rou fue criada con una libertad inaudita,

que la hizo bella desde cualquier ángulo.

Ella es todo lo opuesto

a sus sacrificados padres,

que continúan

partiéndose la espalda

en la cocina de aquel

pequeño restaurante asiático.

 

 "Ya-rou"

“Ya-rou”

Anuncios