Y sí no hubiese nacido el artista irreverente

¿En qué mundo viviríamos?

Seguro construiríamos edificios más grandes

con habitaciones más pequeñas

y lavabos más lujosos.

Elegiríamos a líderes más prepotentes

para que nos torturaran con más fuerza

y así sordos y aturdidos

no extrañaríamos nada mas allá

que el cese del dolor.

Sí no hubiese nacido el artista irreverente

no seriamos ni alegoría ni símbolo,

solo el deseo del fin

del dolor.

No cuestionaríamos nuestro lenguaje,

no nos representaríamos a nosotros mismos.

Habitaríamos solo la materia

y en la materia

no seriamos capaces de imprimir

ninguna poesía

porque nuestra voz

estaría ocupada transformando

la baba del político en mensaje,

en sentido.

Si no hubiese nacido el poeta alucinado

seríamos esclavos

construyendo avenidas hacia al abismo,

calculando la rentabilidad del alma,

tasando la amistad en balanzas plásticas.

Si no hubiese nacido el poeta irreverente

nos creeríamos capaces de salvar el mundo,

desconoceríamos nuestro propio infierno,

creeríamos que somos lo que tenemos,

y tendríamos que ser

sin creer.

Pero existe el maniaco, el poeta, el lunático,

el pintor, el sueño, el loco, el músico

para arroparnos.

Ilusión y memoria.

Todavía queda algo por hacer…

Ver video http://www.youtube.com/watch?v=7SacopvT5Vs&feature=related

”””””””””””””””””””””””’

”””””””””””””””””””””””

””””””””””””””””””””””””’

P.D:

Aprovecho para felicitar a Jean Cocteau en su cumpleaños

artistas como él no serán alcanzados por la muerte.

Viendo este video pensé en el post de arriba,

lo celebro con ustedes:

http://www.youtube.com/watch?v=O6c56gHIAI0

 

Anuncios