Mi querido amigo, el “poeta científico” Salvador Ramadán me envía esta nota en el reverso de una postal de la Isla de Margarita (Aunque ha sido enviada desde Toledo). La comparto:

“Querida Blanket,

Estoy en Toledo y mañana vuevo a mi isla,

no pude ir a Barcelona, que lastima!

Estoy conmocionado con las ultimas novedades!!

Quizá ahora pueda romper este campo tiránico,

esta forma de energía que me circunda,

y me confiere tanta masa (para no decir barriga).

El mar,  la falta de dinero, el calor,

la cerveza de botella (tan barata!)

las noticias del día, mi debilidad por los espaguetis,

 la farsa en los mercados, las aves salvajes,

y el desplome rampante de las ideologías,

son my own LHC (Love Hate Collider),

aceleran mi verdad absoluta:

Rechazo totalmente cualquier autoridad

y hago lo que me sale del forro!

(Esto me ha traído ciertos problemas)

Creo que soy una partícula de masa muy pesada. ¿Tú qué dirías?

Mientras la mayoría se desplaza con encantada ligereza

yo me arrastro aplastado por la hipocresía del mundo

como un adolescente.

Vivo pleno de barrancos negros, fibra óptica,

conciencia de órganos vitales, películas quemadas

 pescado frito,  llamadas sin hacer,

playa, insomnio, amores platónicos,

aves del paraíso y nada.

Intento evadir todo esto desde hace años

y escribir un libro fuera de serie

pero estoy atrapado en el jodido Bosón de Higgs!

Aunque ahora que lo sé

creo que me siento más tranquilo.

 Tengo ganas de hacer yoga y desintoxicarme.

Llámame en la noche si puedes al hotel,

quiero hablar del tema contigo.

Te quiere invariablemente,

Salvador Ramadán.”

Anuncios