Dentro de ti bailan sombras

que en secreto

profanan prohibiciones ,

saltan muros,

y roban frutos prohibidos.

Es dentro de ti que existe lo bueno, lo malo

y la media tinta confusa que te hace atractiva

a la mirada de transgresores dioses.

Del centro hacia afuera,

desde tu caja torácica

brota el gemido de la unidad inocente,

que en estado feroz

dentro de ti

se aloja:

Tú eres el nido y eres el animal.

En tu paisaje interno

(Debajo tus miedos, tu fachada,

y tus frases coherentes)

duerme el escorpión

que nutre a su cría con un grillo fresco:

su canto desesperado,

al filo del tajo,

silba

necesariamente,

en la ranura de tu pecho:

dentro de ti.

Porque dentro de ti hay vida y hay muerte

y la tensión entre ellas

es a lo que llamas: existencia.

Dentro de ti está tu preciosa existencia

y quizás un poco de la mía

y seguramente un poco de la mía:

Soy una visión tuya

distorsionada

por el lente que dentro de ti valora

este mundo:

Tu mundo.

Muy lejos del mío,

dentro de mí.

Anuncios