Cada bala

que se dispara en esta ciudad,

nos hiere a todos.

Caigo una vez más:

por mi tío,

por tu hermano,

por el niño en la tele,

por los que desconozco.

Por las madres,

por los hijos,

por sus lágrimas,

por sus oraciones,

por los buenos,

por los malos,

por el amor truncado:

caigo.

Anuncios