Un domingo como hoy

te visitamos en tu casa

y tomamos esa foto en grupo

que no se podrá repetir.

Recuerdo que la mujer indigente

que cuidaba los coches nos dijo:

“La vida es dura”.

Aunque para nosotros

era una vida sencilla de domingo.

Nos sabíamos que ese domingo,

sería nuestro último domingo

juntos.

Anuncios