Mi alma es fría

¿por qué no tendría que serlo?

nadie puede habitarla,

no hay camas ni sofás en mi alma.

No hay ruido de calle, ni oraciones.

Mi alma es un globo en una jaula.

No es un vientre, ni una mano,

ni la energía que me envían.

Nada toca mi alma.

Ni vuestra religión.

Ni vuestra música.

Ni vuestro perdón.

Ni vuestras lagrimas.

Mi alma no busca aceptación.

No necesita puertas,

ni altares,

ni  piedras escritas.

Soy  este conglomerado de huesos, fluidos

y masa muscular:

viviendo.

No necesito trascender en nada.

Ese es vuestro problema,

no el mío.

Anuncios