Roberto: me pegaron en invierno.

Luis: me pegaron en otoño.

Wilmer: me abofetearon en público.

Silvio: lloraba a escondidas.

Mario fue el primero.

En la pared de su casa:

Mariquita, maricón, puto

pargo, pato, argolla.

Eladio: aguanté eso y más.

Juan la espalda del pueblo.

Manuel: el chivo expiatorio de todos,

del padre, del hermano, el primo

 y el espíritu santo.

Andrés: tengo miedo.

Víctor: ni lo digas.

Paco en ti proyecto mi propia pulsión sexual.

Jesús: te penetro con mi machismo.

 Jorge: porque no tengo dudas de lo que soy.

 Rafael mariquita, maricón,

 pargo, pato, argolla.

Carlos: el viejo era un bruto

 pero nos enseño estos valores.

Alberto: lo hizo a punta de correazos.

Gerardo: lloramos lo nuestro,

Eduardo: sufrimos lo nuestro.

 Raúl: para que los vecinos no supieran

 Fidel: para que los compañeros del trabajo

no supieran.

David hijo aunque yo te parí

ellos importan más que nosotros.

Douglas: ¿No entiendo muy bien por qué?

Jairo: Mami debes estar orgullosa

John: ¡aguantamos como hombres en silencio!

Miguel:.. y hasta cambiamos…

Argenis: !ahora tenemos la correa carajo!

 Ernesto: no te preocupes, se lo trasmitiremos a los niños…

 Leonardo: irracionalmente como ustedes

Julio: nos los han trasmitido a nosotros.

Tomas: porque son nuestros hijos.

Alfredo: porque es eso lo que nos han enseñado

a llamar “protección”

Anuncios