Soy sumisa ,

fumo a escondidas

y no  puedo dormir si dejo algo sucio en el  lavaplatos.

Soy sumisa,

pido perdón cuando tengo  razón

y  me arrepiento por responder agresivamente
frente a la injusticia.

Soy sumisa,

nunca le digo al jefe lo que pienso,

y aunque me  exploten

 cuando renuncio se me salen  las lagrimitas.

Soy sumisa,

camino siempre por la acera

y  si viene alguien de frente lo dejo pasar

 y me arrincono contra la pared.

Soy sumisa,

me importan demasiado las evaluaciones

y  tengo colgados todos mis títulos al lado de la
foto de mis padres.

Soy sumisa,

le hablo a los policías con una voz distinta,

más amable, más femenina, más infantil.

Soy sumisa,

Cuando pregunto una dirección suelo decir:

“por favor, disculpe la molestia, gracias,

muy agradecida, que tenga un buen día,

de verdad gracias, de verdad”

Soy sumisa,

¡pero voy a revelarme!

Me voy a poner un diente de oro,

me voy a tatuar un escorpión en el cuello,

me dejare crecer los pelos de las piernas

y  de las axilas,

me llamaran “cuchilla”

y me tendrán miedo…

Anuncios