Raíces en el mar

Te contaré la historia de un sueño perdido,

de un tiempo sin rumbo,

de un mundo prohibido,

de un ser sin género y sin descendientes,

que cayó en la tierra de un millón de dientes…

 

y fue masticado por muchas preguntas,

algunas muy tontas

y otras profundas,

algunas brillantes

y otras oscuras…

 

Duerme el horizonte del desesperado,

entre un sueño ingenuo

 y un mundo crispado,

hay flores salvajes

hombres bien armados,

celando la tierra

que nadie ha sembrado…

 

me siento perdida

enciende ese faro…

 

los perros dormidos

los tengo a mi lado

 

los perros dormidos

los tengo  a mi lado…

 

Raíces en el mar que pueden flotar,

humo de tabaco que puede viajar,

cajas en los trenes que pueden cruzar,

y gente en la frontera

y gente en la frontera…

 

 

no sé si me visto bien o me visto mal

lo único que sé es que alguna vez

pude amar

 

 

Dignidad

Echo de menos la risa en pijamas,

la cena simple,

el sueño ligero,

la calle tibia en la noche

sin tanta ira en cada esquina,

tanta insulto en lista de espera.

Echo de menos a mi abuela

contándome historias sobre la fuerza que tuvo que encontrar

 más allá de la orfandad y la pobreza,

contándome como se sobrepuso al sufrimiento

para levantar su propia dignidad.

Echo de menos la honradez de sus manos

y toda la humildad que la rodeaba.

Los adornos sencillos y  el pan recién hecho.

Mi abuela había sufrido mucho

pero jamás usó ese sufrimiento

como argumento para hacerse daño a sí misma

o dañar a los otros.

¿Qué ha cambiado?

abuela Hortensia…

qué bonito es tu nombre.

A mí me parece el más bello de todos.

Desvio

Ir a contracorriente significa joderse,

requiere de un esfuerzo extra,

de una determinación sobrenatural

para doblegar la duda

de ser

cabalmente,

sin miedo,

sin audiencia,

sin respuestas.

Ir a contracorriente significa soledad,

hay que salirse del camino,

desviarse,

y los desviados no suelen llegar a tiempo a las ceremonias,

no suelen ser bienvenidos en las ceremonias,

deben renunciar a ellas…

en vida.

Deben tener eso claro.

Ir a contracorriente significa desarraigo,

no reafirmarse en el grupo,

poder llevar con dignidad,

la burlas y el rebote

que suelen resguardar las murallas

de la identidad colectiva.

Hay que saltar muchos muros,

hay que ser muy subversivo,

no esperar nada solapadamente,

ningún mérito,

ni moral superior,

porque ir a contracorriente,

es olvidarse de la recompensa al final del salto.

Ir a contracorriente es un salto al vacío.

Hay que ser muy salvaje para ir contracorriente,

muy fuerte, muy inteligente,

tener mucha resistencia.

Ir a contracorriente es muy jodido.

Yo nunca pude,

y a mitad del camino

lo odié todo.

 

Pepeganga

Pisa la patria que pagas,

paga el país, paga el piso,

lo que no pagas no pisas,

ni patria, ni país, ni paz,

el país pesa tus pasos:

pasta pesa puro plomo,

pobretón pesa pellejo.

Los pibes pulen el palco

y en punta piramidal

el pran panzón petardista

pavonea en plan pedante

sus pelotas patriarcales.

Paranoias y peligros

para pagar el partido,

para pelear entre pobres,

para perpetuar al prócer

y al patrón en el poder:

paraíso en Panamá,

porsches, perico, pulseras

pompas, perlas y platillos,

políticas petrolera,

pura paja, pura pinta,

y el parlamento pillando

palacios y peluqueras.

Pisa la patria que pagas

¡perrea pueblo perrea!

y si paras de perrear

pendiente de una protesta

para ti el poder propone

pacos, pozos y penurias,

te parte y te pisotea.

Ni preguntas, ni parodias

permite el papá en el podio,

pertenencia pacifista

pide por siempre la patria

porque el partido te premia,

palmea y te palanquea,

plata, puesto, panas, porno,

si pactas con el poder

pide por ese piquito,

queda pan y panderetas

para pringaos patriotas,

pendejos proselitistas,

papanatas y proxenetas.

¡País, patria y propaganda!

le da al pueblo:

¡Pepeganga!

Alcabala

Aquella noche dijiste muy tranquila:

“Salgamos, nunca he visto un tanque en marcha”

llegamos a la Carlota y sonaban disparos.

Nos devolvimos. Yo no la estaba pasando bien.

Tenías tres polares en la guantera,

estaban heladas.

Sentía mis ojos más grandes,más alerta.

Me advertiste:

“Creo mi papá está metido en este peo

hace una semana que no viene a la casa.”

Yo te veía tan inteligente, tan sola.

Estabas obsesionada con Nirvana, era tu espejo.

Yo lo odiaba, tenía celos.

Yo siempre tirando a la evasión

prefería “Holiday” de Madonna.

Te devolviste a 120 por la Fajardo.

Qué noche tan rara.

Circulaban pocos carros y parecían fantasmas.

Quizá era yo la que se sentía un poco fantasma

pero tu llevabas la ventana baja,

el pelo suelto y cantabas.

Hasta que en una alcabala nos pararon,

yo casi me oriné del miedo.

Yo siempre nerviosa, tú siempre impávida,

ni siquiera bajaste el volumen.

El guardia nacional, que tenía también 20 años

dijo con cara pálida, aún más asustado:

“Muchachas, váyanse derechito para su casa

que esta noche está bien fea.”

Tu respondiste:

“La noche es bellísima, los feos somos nosotros, la gente.”

El guardia te sonrió con tristeza.

Después no hablaste, no cantaste, nada…

y nos devolvimos.

Barata

Tal parece que JC sabe de todo
porque tiene una jodida opinión sobre todo,
le gusta la birra y la poesía
pero no le gusta pagar por cultura.
Lo vi poner 40 céntimos en la taquilla inversa.
“ Odio la taquilla inversa
¿Por qué no asumimos que somos mezquinos
y vivimos con eso? ” – Le dije directamente a la cara.
JC no es un mal tipo pero es un tacaño.
Me molesta, sé que tiene pasta.
¿Qué le hace pensar
que tienen que entretenerlo de gratis?
“ …Voy a dejar el arte
¡no voy a recitar nunca más!
No quiero que gente como JC
me coma el hígado.
¡Miserable hijo de puta!…” – pensé.
Entonces JC vino con una birra
y me dijo: “ Toma”
y joder… se me pasó la rabia
y le sonreí con cariño.
La cerveza estaba rica y fría…
¡Madre mía!
¡Qué barata soy!

Asta rota

 

Un unicornio con el asta rota

cruza el pálido arcoíris

¿a dónde voy?

Algunos sueños se cumplen,

carburan en mi boca,

y ahora extraño la ilusión

con la que los mantenía encendidos.

Los sueños alivian los dolores.

La noche arropa a los perseguidos

los abraza plenamente,

les da una tregua.

Maternales  espejismos tocan la frente

del que dormido olvida su sufrimiento.

Un unicornio con el asta rota

cruza el pálido arcoíris

y al otro lado los poetas

lo reciben con cantos y cerveza

Voladura

¡Oh! ¡Hermanas!

¡Brujas todas encantadas!

la manada esta pasmada

porque la maga delgada

se ha escapado a volar mundo

con ese deseo inmundo

de follarse a todo dios:

mortales, dioses paganos,

bestias, lobos, infrahumanos,

peludos y bien pelados,

por el filo bien pasados

la maga loca ha gozado

y ha dicho: “no vuelvo a casa”

aquelarrica perdida

“…la escoba ya está encendida,

no vuelvo ni que me paguen,

al final este es mi hechizo…”

casa por cárcel no quiso

y sabiendo hacer su guiso

bien largada, se largó.

Cabellera voladora,

de Hécate adoradora,

con filtros y encantamientos

causando derretimientos

le dijo que no al convento

y en pleno acaloramiento

le pidió a un incubu hermoso

que se sentara en su vientre

frio placer inconsciente,

osculum infame, ardiente,

belladona y estramonio,

ella sintió libertad

pero el pueblo…

sintió odio.

¡Malleus maleficarum!

No es fácil verla volar

lejos, alto y sin vergüenza,

“qué asco la bruja esa”

dijo la gente decente,

mientras juntaban los palos

para quemarla allí al frente,

allí en medio de la plaza:

“¡Es salvaje! ¡ Es malvada! “

gritaban las madres puras,

con una mano en la hoguera

y otra en la cerradura.:

“En nombre del bien común yo propongo la tortura”

y así paso por cordura

la más rancia amargura

¡Oh!  ¡Hermanas!

¡Brujas todas encantadas!

Cabelleras voladoras

de Hécate adoradoras

no se dejen atrapar

y repitan este hechizo:

¡vuela alto ¡

¡vuela lejos!

¡vuela loca!

¡vuela más!

//////////////////////

//////////////////////

P.D : El hechizo funciona para vencer el miedo y accionar, se lo dedico a todas mis hermanas que luchan para poder volar , hoy más unidas que nunca:  ¡somos las nietas de las brujas que no pudieron quemar!

No te confundas

Mi rabia es este pedazo incompleto de la historia,

un plato roto sobre el cual ya no se come.

Mi rabia no es para nada justicia,

no puede exponerse, ni escribirse.

Mi rabia no ganará premios,

ni despertará conciencias.

Mi rabia no es poesía,

mi rabia es solo rabia.

Yo jamás he visto en la rabia poesía,

no he tenido esa suerte.

Yo sé que al matar al poeta

mataron también al duende.

Mi rabia no tiene duende.

Mi rabia llora lágrimas calientes,

mi rabia no le canta a la luna,

no he tenido esa suerte.

mi rabia no es poesía,

mi rabia es solo rabia.